Es una de las preguntas a las que vamos a responder en el II Forum de Conocimiento de Grupo Peña Automoción dedicado este año a los desafíos de futuro que enfrenta la reparación de carrocería y pintura. ¿Por qué? Porque según diferentes estudios, la penetración de los Sistemas de Asistencia Avanzada al Conductor (ADAS, Advanced Driver Assistance Systems, por sus siglas en inglés) va a reducir notablemente la siniestralidad. Y eso se traducirá en una menor carga de trabajo por colisiones, pero… también en un mayor coste medio de reparación por el mayor valor de los recambios implicados. ¡De todo ello vamos a hablar en el Forum de Conocimiento de GPA!

Toma nota: puedes apuntarte a cualquiera de los dos ciclos convocados, para los días 12 y 13, y 14 y 15 de noviembre, en Córdoba. Contaremos con los mejores profesionales, los que más saben, que nos ayudarán a entender mejor qué son los sistemas ADAS y cómo van a afectar a la reducción de la siniestralidad en nuestro país. Con datos de lo que ya está ocurriendo en España y en otros países de nuestro entorno y… lo que es más importante: con información y experiencias útiles para que el taller de chapa y pintura se oriente a ese nuevo escenario de un parque con cada vez más sistemas ADAS que le obligará a tomar algunas importantes decisiones para seguir manteniendo la rentabilidad de su negocio.

¡Los sistemas ADAS van a cambiar la carga y el tipo de trabajo en el taller de chapa y pintura!

Déjanos compartir algunos datos. Proceden del último IBIS Global Summit, probablemente el mayor encuentro mundial del sector de la carrocería. Y están extraídos de un estudio presentado allí por ICDP, una organización internacional especializada en la investigación del mercado de la automoción. Los investigadores de ICDP han analizado los fenómenos en auge y la tendencias que se van abriendo paso en el mercado de la reparación de carrocería en los cuatro grandes mercados de la Unión Europea: Francia, Alemania, Italia y Reino Unido).

¿A que conclusiones han llegado? Estas son las tres principales:

  • La generalización de los sistemas ADAS impactará con toda seguridad en el negocio de la reparación de carrocerías.
  • Hasta 2030, el número de reparaciones de chapa y pintura se reducirán en los cuatro grandes mercados europeos una media del 23%.
  • La caída en el número de reparaciones se compensará con un incremento de la facturación media de cada intervención debido al mayos coste de los recambios.

¡Son previsiones para los cuatro grandes mercados europeos del automóvil! ¿Qué nos espera en España, que es el quinto gran mercado de la Unión Europea? Es precisamente lo que vamos a analizar en el Forum de Conocimiento de Grupo Peña Automoción. ¡Recuerda que tienes una cita en cualquiera de los dos ciclos convocados, para los días 12 y 13, y 14 y 15 de noviembre! ¿A qué esperas para apuntarte?

  • Según ICDP, la creciente penetración de sistemas ADAS, como el frenado de emergencia automatizado, el control de puntos ciegos o el de aviso de cambio de carril reducirán un 15% el número de accidentes en los cuatro principales mercados Europeos (Francia, Alemania, Italia y Reino Unido) en 2030.
  • Los autores del estudio muestran además su preocupación por la calidad de las reparaciones: “Una preocupación adicional que surge de la investigación es que la calidad de las reparaciones pueda verse comprometida cuando éstas incluyan la sustitución de piezas que incorporen alguna forma de funcionalidad de ADAS.  Esto incluye muchas de las piezas mas representativas en la reparación de chapa, como parachoques, faros, parabrisas y espejos. Todas estas piezas de los coches equipados con ADAS típicamente, tienen radares, cámaras u otra tecnología de sensores que cuando se sustituyen o bien se desmontan y reinstalan necesitan ser recalibradas para asegurar el funcionamiento seguro del coche. Somos conscientes de que estas necesidades de recalibración en el mejor caso resultarán en tiempos de reparación más largos, especialmente para los talleres independientes que pueden no tener su propio equipo de calibración, pero en el peor de los casos puede resultar en la degradación o inutilización de la función de ADAS debido a una calibración incorrecta o no realizada.  Los conductores pueden desconocerlo, o ignorar su importancia, con el resultado de que el coche ya no es capaz de ayudar a evitar o a reducir la severidad de los accidentes.  Sugerimos que los aseguradores, reparadores y operadores de flotas adquieran la obligación de asegurarse de que la recalibración se realice correctamente para evitar posibles reclamaciones por parte de los conductores y terceros en caso de un accidente posterior que implique al automóvil reparado.  Estos riesgos y responsabilidades se aplican también a las reparaciones estructurales en las que, debido a la mayor complejidad de la fabricación del chasis y las técnicas de soldadura, una reparación que no tenga en cuenta los diferentes materiales y métodos requeridos puede comprometer el comportamiento del vehículo en un futuro accidente del vehículo”.

INSCRIPCIÓN: A través de su comercial habitual | Teléfono: 957 29 33 77 | emaildanielbiedma@gpautomocion.com

O haznos llegar tus datos a través del formulario de contacto y nos ponemos en contacto contigo.

Share This