Tan importante como acertar, es no equivocarse. Y para eso nada mejor, si eres un empresario de la reparación de carrocería, que saber hacerse las preguntas clave antes de tomar las decisiones importantes. Este fue el hilo argumental del discurso de Pablo Pérez, Responsable Comercial de Lechler Ibérica. La primera decisión, en sus palabras: “Debes ser eficiente”. 

El “taller de conocimiento” impartido por el representante de Lechler Ibérica comenzó con un análisis de los fenómenos de la nueva movilidad que están cambiando el sector de la automoción, incluida la reparación de vehículos. “No sabemos a ciencia cierta cómo va a afectar al mantenimiento de las carrocerías el coche conectado, eléctrico, autónomo y compartido… pero todos sabemos que son fenómenos que van a tener un impacto”.

 “¿De dónde venimos?”, “¿Dónde estamos?”, preguntó. Porque, según subrayó, “las decisiones que tomamos hoy tienen impacto en nuestro futuro”. El animado intercambio de pareceres con los talleres participantes puso de manifiesto que es bastante común no saber a ciencia cierta, con datos en la mano, dónde estamos exactamente. “Vamos muy deprisa, somos muy de sacar trabajo adelante, y en más ocasiones de la cuenta, no nos medimos adecuadamente, no medimos qué está pasando en el taller, para saber exactamente dónde estamos”, concluyó. 

“El futuro es del taller y de los empresarios 2.0., de aquellos que saben hacerse las preguntas clave”, aseguró el ponente. Unas preguntas que tienen que ver con las instalaciones de nuestro negocio, con sus personas, procesos, herramientas y materiales empleados. Por ejemplo, en el caso de las instalaciones, señaló, “es importante optimizar los flujos de trabajo, la organización, señalización y puestos de trabajo”. Si hablamos de personas, “tenemos que tener claro que el equipo está bien dimensionado, su plan de formación, el organigrama, la dinámica personas y equipo, los incentivos o el establecimiento de objetivos individuales o globales”. Y los mismo para los procesos, los equipos y herramientas y materiales, “tenemos que saber qué está pasando en nuestro taller para poder gestionar adecuadamente, para buscar áreas donde mejorar la eficiencia”. 

Pensando en el futuro, puesto que no en vano el Congreso Forum de Grupo Peña tiene persigue ayudar a los talleres a prepararse para los nuevos fenómenos que vienen, Pablo Pérez, apuntó algunas tendencias: “El incremento de los sistemas ADAS, y en última instancia el coche autónomo, reducirán la siniestralidad. La mayor sensibilidad ecológica de la sociedad, de los clientes, y la orientación de la economía global hacia la Sostenibilidad, nos lleva hacia coches que consuman menos, lo que significa que serán menos pesados, y eso se traduce en nuevos materias, nuevas reparaciones y la necesidad de adquirir nuevos conocimientos y herramientas”. 

Según Pérez, el impacto de los fenómenos de la nueva movilidad se concretará en una menos presencia de vehículos particulares, una reducción de hasta el 30% de los vehículos en áreas urbanas durante los próximos 10 años o el aumento de los kilómetros por persona en hasta un 30%. Todo ello presionará a la baja las ganancias en la posventa de automoción. En ese contexto, concluyó que el futuro del taller de carrocería pasa por la eficiencia en la gestión. Sobre todo en tres apartados: ahorro de mano de obra, ahorro energético y ahorro en materiales de pintura. 

Share This