Los Sistemas Avanzados de Asistencia al Conductor (ADAS, en siglas de la expresión original en inglés) pueden constituir una interesante oportunidad de negocio para los talleres, especialmente para los de chapa y pintura. Fue uno de los mensajes más repetidos durante el “taller de conocimiento” programado en el 2º Congreso Forum de Conocimiento de Grupo Peña Automoción sobre el impacto que la automatización de los vehículos puede tener en la actividad de los talleres. 

La automatización de los vehículos es un proceso imparable. Y tendrá consecuencias no sólo sobre la forma en la que nos relacionamos con los vehículos, o en la que éstos se relacionan entre sí y con las infraestructuras de la red viaria, también en su reparación. Así quedó de manifiesto durante la presentación realizada por David Fernández, Global Technical Training Manager de Valeo Service, con el título de: “ADAS y electrónica asociada. La arquitectura del vehículo. Reparación de carrocería desde la perspectiva de la conducción autónoma”.

Fernández explicó los principios básicos de los sistemas ADAS: “El sistema puede asumir el control de los seres humanos al evaluar cualquier amenaza, realizar tareas fáciles (como el control de crucero) o maniobras difíciles (como adelantar o estacionar). La mayor ventaja de utilizar los sistemas de asistencia es que permiten la comunicación entre diferentes vehículos, sistema de infraestructura de vehículos y centros de gestión de transporte. Esto permite el intercambio de información para una mejor visión, localización, planificación y toma de decisiones”. 

Evolución tecnológica

El Global Technical Training Manager de Valeo Service se detuvo, asimismo, en analizar la evolución de las tecnologías de redes de comunicación que han hecho posible su desarrollo. 

A continuación, explicó la clasificación ASIL A-B-C-D, Automotive Safety Integrity Level, de riesgos asociados a la automatización del vehículo. Subrayó, también, la importancia de la privacidad de los datos y de la ciberseguridad cuando hablamos de sistemas ADAS. Explicó la importancia de la ISO /SAE CD 21434 en materia de ingeniería de ciberseguridad o la normativa ENISA. 

David Fernández explicó con detalle el escáner ScaLa de Valeo, una tecnología para la conducción altamente automatizada gracias a su combinación de una amplia gama de detección, un amplio campo visual y una gran precisión. ScaLa escanea la zona de delante del vehículo y detecta otros vehículos, motocicletas, peatones y obstáculos estáticos. Gracias a los datos recolectados, el escáner permite crear un mapa del entorno para analizar y anticipar los sucesos en torno del vehículo. Esta tecnología también sirve para mejorar la seguridad activa iniciando mediciones como las maniobras de evitamiento o de frenado de emergencia. 

Tanto la tecnología ScaLa como otras explicadas por el ponente, como el Mobileye (el software de procesamiento de imágenes que desde el soporte central registra el perímetro frente al vehículo) o el Sightstream (un nuevo sistema de cámara que reemplaza los retrovisores tradicionales mejorando la percepción del conductor de las condiciones de conducción y reduciendo el consumo de combustible), constituyen, a su juicio, una oportunidad de negocio para los talleres que antes se familiaricen con ellos y las técnicas para su mantenimiento y reparación.

Share This